Hipoacusia en los Niños – Centro Audiológico Phonak Perú

El término hipoacusia hace referencia a la pérdida parcial o completa de las capacidades auditivas. En los niños la perdida auditiva puede deberse a factores genéticos, limpieza de oído incorrecta, infecciones en el oído o tapones de cerumen.
En el caso de los recién nacidos, la falta de respuesta a los estímulos sonoros puede ser una señal de alerta que indique una disminución en su audición.

Hipoacusia en recién nacidos:

Se debe en su mayoría por alteraciones genéticas. Dentro de las señales de alerta que podrían indicar perdida de la audición se encuentran:

  • No reconocer estímulos sonoros como oír su nombre.
  • No balbucear o emitir sonidos a los 6 meses.
  • No emitir sonidos para llamar la atención.
  • No buscra la voz de sus padres.

Hipoacusia en niños lactantes:

En las primeras etapas de la vida de un niño, el lenguaje guarda estrecha relación con la audición. Por ello, es necesario estar atentos a las señales de alerta que podrían indicar una disminución auditiva.

  • No identifica las partes del cuerpo.
  • No identifica ordenes sencillas.
  • Tiene dificultades para unir dos palabras.
  • No dice palabras básicas como mamá y papá.
  • No responde cuando se le llama por su nombre.
  • No contesta preguntas sencillas.

 

Diagnóstico y tratamiento de la hipoacusia

La audición cumple un factor importante en el desarrollo de un niño. Una pérdida auditiva sin tratar podría acarrear consecuencias que afecten sus habilidades sociales, problemas en el desarrollo de su lenguaje y capacidades cognitivas.

Los métodos de diagnóstico son:
Las otoemisiones acústicas (OEA): Es una prueba indolora y muy sencilla que consiste en medir el desempeño del oído interno del bebé.
Potenciales evocados auditivos (PEA): Es una prueba objetiva que permite un diagnóstico cuantitativo y cualitativo de las hipoacusias. Este examen permite registrar la actividad generada por el sistema nervioso central del cerebro en respuesta a la estimulación acústica. Recuerda que el diagnóstico oportuno es la oportunidad de brindar una rehabilitación temprana.

Existe una gran variedad de audífonos para la sordera que se adaptan a las necesidades de los lactantes y niños en general. Sin embargo, la elección del tratamiento va a depender del grado de la hipoacusia y si afecta a uno o ambos oídos. Incluso si la pérdida auditiva es profunda donde no se puedan utilizar audífonos, se podría emplear el implante coclear. Este es un sistema implantado quirúrgicamente que le envía señales eléctricas al nervio auditivo como respuesta a la recepción de los sonidos. Si deseas contar con una asesoría personalizada, solicita una cita gratuita con nosotros.

Dejar un comentario